Quequitos de espinaca, hongos y queso

INGREDIENTES

  • 3 tazas de Maseca.
  • 3 tazas de leche sin azúcar.
  • 100 g. de espinacas frescas.
  • 50 g. de hongos en lata.
  • 100 g de queso fresco.
  • 2 huevos.
  • 1 cebolla.
  • Sal, pimienta, ajo en polvo.
  • Aceite de oliva.

PREPARACIÓN

1. Picar finamente la cebolla y las espinacas frescas y lavadas.

2. Gratinar la cebolla en un sartén con aceite de oliva.

3. Integrar y saltear los hongos, junto con el ajo en polvo y las espinacas, siempre a fuego bajo.

4. En un bowl aparte, mezclar la Maseca con la leche, sal, pimienta,  los huevos y una parte del queso. Posteriormente integrar la cebolla y espinacas con hongos en la mezcla de masa.

5. Engrasar los moldes con aceite de oliva.

6. Agregar el resto del queso en la parte superior.

7. Llevar al horno durante aproximadamente 20 minutos, a una temperatura de 180°, revisá cada cierto tiempo de acuerdo a la potencia de tu hornito.

Tortillas, pollo mechado y algo más

Llegaste hasta aquí para descubrir el sabor detrás de los aromas que envuelven a Maseca. Conseguí los ingredientes y prepará estas ricas canastitas de pollo con Maseca.

INGREDIENTES

  • Tortillas hechas con Maseca.
  • Pollo mechado.
  • Mantequilla o margarina.
  • Queso para derretir.
  • 1 lata de maíz dulce.
  • Chile dulce, chile morrón o chiltoma.
  • Cebolla.
  • Jugo de limón.

PREPARACIÓN

1. En un sartén, derretimos la mantequilla/margarina y cocinamos la cebolla y el chile dulce, chile morrón o chiltoma.

2. Agregamos el pollo mechado previamente hervido y el maíz dulce.

3. En un molde para cupcakes, colocar las tortillas en su interior, formando canastitas y rellenamos con la preparación del pollo.

4. Agregar suficiente queso para derretir sobre el pollo.

5. Llevar al horno por 10 minutos a 350°.

Queque navideño con frutas

¡Qué rico unos churros! A veces se nos antojan y no tenemos ningún puesto cerca para ir a conseguirlos, entonces te traemos una opción fácil y rápida para que los preparés en casa.

Además es otra idea para que antojés a tus amigas o vecinos y emprendás con la venta de comidas si es que algún día deseaste hacerlo. Este puede ser un buen inicio o la apertura de una nueva opción en tu menú.

Ingredientes:

2 tazas de Maseca.

1/2 taza de azúcar.

1 cucharada de polvo de hornear.

1 barra de mantequilla o margarina.

1/2 taza de leche.

1 1/2 taza de frutos cristalizados.

Frutos cristalizados remojados en ron (opcional).

3 huevos enteros.

Vainilla.

1/2 taza de leche condensada.

Preparación:

Mezclamos los ingredientes secos: Maseca, azúcar, polvo para hornear.

Mezclamos los líquidos: mantequilla o margarina, leche líquida, vainilla y leche condensada, sin dejar de batir, agregamos los huevos poco a poco.

Mezclamos ambos en un mismo tazón hasta conseguir una mezcla uniforme.

Licuamos una tercera parte de los frutos cristalizados con un chorrito de vainilla y si es de nuestra preferencia, con unas cucharaditas de ron. Una vez listo, lo llevamos a la mezcla anterior y mezclamos con espátula.

Vertemos la mezcla en un molde engrasado con margarina o mantequilla y horneamos a 160° C  durante 40-45 minutos o retiramos cuando introducimos un palito y este salga seco completamente. Una vez listo, dejamos reposar durante 20 minutos.

Quequitos de canela y café

Sí podemos hacer quequitos con Maseca y quedan riquísimos, en esta ocasión mezclamos la canela con el café para hacer estos cupcakes con sabor a hogar, unión, familia y espíritu navideño.

Si querés decorarlos, podés hacerlo mezclando azúcar glass, claras de huevo, un chorrito de café líquido y listos, lo llevás a una manga pastelera y podés decorar con chispas de chocolate.

Ingredientes:

1 taza de Maseca.

1/2 taza de azúcar.

1 cucharada de polvo de hornear.

1 barra de mantequilla o margarina.

3 cucharadas de café líquido.

1/2 taza de leche.

3 huevos enteros.

Vainilla.

Canela en polvo.

Preparación:

En dos tazones vamos a mezclar los ingredientes en polvo y los líquidos.

Primero mezclamos Maseca con el azúcar, el polvo para hornear, la canela en polvo a gusto. En otro bowl, mezclamos la leche, la mantequilla o margarina derretida, los 3 huevos, el café y la vainilla.

Cuando ambos tazones tengan sus ingredientes mezclados, vamos a mezclarlos entre sí hasta conseguir una masa consistente. Podés mezclar con una espátula con movimientos envolventes.

Vertemos la mezcla en cápsulas de papel para hornear. Lo horneamos a 250º F.

Galletas navideñas sin gluten

Una de las experiencias más bonitas a fin de año es cuando nos reunimos a preparar las galletas navideñas y aquí te contamos cómo las podés preparar con Maseca. Prestá atención a los ingredientes y llamá a tus hijos, sobrinos o cualquier niño que tengás cerca para que la experiencia sea aún más bonita.

Ingredientes:

100 g. de Maseca.

50 g. de fécula de maíz (maicena).

50 g. de mantequilla o margarina.

50 g. de azúcar.

50 g. de chocolate en polvo.

1 cucharadita de levadura.

1 pizca de sal.

1 cucharadita de canela.

1 huevo.

2 cucharadas de leche.

Preparación:

En un bowl mezclamos los ingredientes secos como la Maseca, la canela (opcional) y una cucharadita de levadura. 

En otro tazón, mezclamos la margarina/mantequilla que debe estar a temperatura ambiente, el azúcar y un huevo. Batimos muy bien durante 4 minutos, puede ser con batidora o un tenedor.

De esta última mezcla, separamos la cantidad que nos apetezca y le agregamos el chocolate en polvo para hacer nuestra versión de chocolate también.

Una vez tengamos listo, tomamos una parte de esta mezcla y la vertemos en el bowl de la harina, también podrías agregar en este momento frutos secos como almendras o maní.

Llegó el momento de amasar. Lo hacemos constantemente hasta conseguir una masa consistente y cuando lo tengamos listo, dejamos reposar por al menos una hora.

Pasado este tiempo, extendemos nuestra mesa sobre una superficie plana y cortamos a gusto, ya sea con cortadores de galletas o con un vaso para darle la forma que más nos guste.

Cuando esto esté listo, lo llevamos al horno. En nuestro caso, precalentamos el hornito a 150º y dejamos cocinar al rededor de 13 minutos.

Para la decoración, podés hacer una mezcla de azúcar glass, claras de huevo, extracto de vainilla y opcional los colorantes comestibles. Loa agregás a una manga de pastelería o una bolsita plástica y ya está listo para decorar las galletitas navideñas.

Catrachitas hondureñas

Si hablamos de cultura gastronómica, en nuestra región hay infinidad de platillos para compartir y exportar. Hoy resaltamos el sabor de los platillos hondureños, en este caso una receta compartida por nuestra querida amiga Karina González.

Prestá atención a los ingredientes y preparalo en casa. Para algunos de los países de nuestra Centroamérica, el término “catrachitas” no es popular, pero tienen una similitud a las famosísimas chalupas y otros platillos que igual podés preparar con Maseca.

Ingredientes:

Maseca (200 g.).

Frijoles fritos, volteados o molidos.

Queso rallado.

Aceite para freír.

Sal (al gusto).

Preparación:

“Hoy preparé unas sencillas catrachitas. Se hacen tortillas muy delgadas y se fríen, aparte se hacen frijoles bien fritos y se ralla queso. Ya hecha la tortilla y frita, que quede doradita, se untan los frijoles y se le agrega el queso rallado, ¡listas para disfrutar!”.

Una recomendación adicional que te podemos dar, es que piqués tomate muy finamente y también le agregués al final o bien, alguna salsita adicional. Definitivamente es una receta fácil y rica para sorprender a todos en la casa.

Deditos de Maseca con queso

Este es un blog especial de ustedes, nuestras amigas Maseca. En esta ocasión es Patricia Chaves quien nos comparte la preparación de sus “deditos de masa”.

Necesita pocos ingredientes y muchísimo antojo para prepararlo. Otras de ustedes, nos han comentado que en sus respectivos países son de otra forma y con otra finalidad, como en Nicaragua, donde su forma es redonda y el fin es para la sopa de capirotadas.

Pero en esta ocasión, te dejamos los “deditos de Maseca” por nuestra amiga Patricia.

Ingredientes:

Maseca (200 g.).

Queso (100 g.).

Agua (2 tazas).

Aceite para freír.

Sal (al gusto).

Preparación:

“Se revuelve la Maseca con el queso y una pizca de sal, después formamos deditos y freímos en el sartén con un poco de aceite. Le damos vuelta hasta dorar y se pasan a una toalla absorbente”. Por Patricia Chavez.

La recomendación de nuestra amiga, es acompañar estos “Deditos de Maseca” con una tacita de café por la tarde, aunque también quedarían riquísimos acompañarlos con una bebida refrescante como la horchata.

Y una recomendación nuestra, es que además de hacer la mezcla con queso, antes de llevarlos a freír, rellenés los deditos con suficiente queso, así cuando los comés, sentirás el relleno que te encantará.

Si lor preparás en casa, no dudés en compartirnos los resultados.

Brownies libres de gluten y azúcar añadida

Quizás desconocías que podías darte un gustito “dulce” sin consumir azúcar y con Maseca lo podés hacer, además de liberarte al 100% del gluten.

Necesitamos seis ingredientes para preparar esta receta. De estos ingredientes, las nueces de macadam cuentan con un porcentaje de azúcar natural, consultá con un especialista en caso de tener limitantes de consumir estas semillas.

Ingredientes:

100 g. de Maseca.

1 taza de cacao amargo sin azúcar.

100 g. de manteca.

Leche descremada sin azúcar.

2 huevos.

40 g. de nueces de macadamia.

Sustituto de endulzan.

Preparación:

Lo primero es llevar la manteca, por al menos 30 segundos, al microondas o hasta que se derrita completamente.

Posteriormente vamos a mezclar la manteca de cerdo con la taza completa de cacao amargo. Vamos a mezclar bien hasta conseguir una mezcla homogénea.

En otro tazón, mezclamos los huevos junto con el sustituto de endulzante que usés regularmente. Batimos hasta que espume.

Una vez listo, integramos poco a poco la mezcla de manteca y cacao, batimos poco a poco hasta integrar todos los ingredientes.

Cuando tengás una mezcla más consistente, integrá poco a poco la Maseca, hacelo por partes.

Una vez listo, agregamos las nueces picadas y movemos con nuestra cuchara de madera.

Cuando tengamos la mezcla lista, vamos a llevar al horno durante 25 minutos y a una temperatura de 180º o según la potencia de tu horno. También podés prepararlo en la freidora de aire u hornito.

Churros con harina de maíz

¡Qué rico unos churros! A veces se nos antojan y no tenemos ningún puesto cerca para ir a conseguirlos, entonces te traemos una opción fácil y rápida para que los preparés en casa.

Además es otra idea para que antojés a tus amigas o vecinos y emprendás con la venta de comidas si es que algún día deseaste hacerlo. Este puede ser un buen inicio o la apertura de una nueva opción en tu menú.

Ingredientes:

500 g. de Maseca.

1/2 taza de leche entera.

Aceite de oliva.

Azúcar y sal al gusto.

Esencia de vainilla líquida.

Preparación:

En un tazón, vamos a mezclar la leche y le vamos a integrar una cucharadita de sal o la cantidad de tu preferencia y unas gotitas de vainilla a gusto.

Una vez lo hayamos movido, vamos a integrar cucharadas grandes de Maseca poco a poco y vamos mezclando evitando que nos queden grumos en la mezcla.

La consistencia ideal de nuestra masa es cremosa o más líquida de lo normal, esto para que nos permita agregarlo a la manga y formar los churros.

Cuando lo tengamos listo, añadimos poco a poco cantidades de nuestra mezcla en un sartén con el aceite caliente.

Tip: si no contás con una manga pastelera, podés utilizar una bolsa de plástico completamente limpia, agregás la mezcla de churros en ella y le hacés un hueco pequeñas en una de sus esquinas y así podés agregarlo poco a poco en el sartén.

Cuando los saqués del sartén, colocalos sobre una servilleta para eliminar su exceso de aceite y posteriormente, aún calientes, pasalos por un plato con azúcar para mejorar la experiencia de nuestros churros caseros. Este último paso puede ser opcional.

Pan de maíz con queso

Ingredientes: 

500 g harina de maíz Maseca

400 g de queso rallado

250 ml de leche

125 g de mantequilla

2 huevos

Sal

Procedimiento: 

Lo primero que hacemos es poner a calentar la leche y la mantequilla en un bowl.

Por otro lado, en un bowl colocamos la harina de maíz, la sal y agregamos poco a poco la mezcla aún caliente que preparamos previamente en la cazuela. Debemos integrar bien los ingredientes, primero con la cuchara y luego, una vez se haya templado, con las manos.

A continuación, incorporamos los huevos y el queso rallado. La cantidad de queso que incorporemos a nuestra masa dependerá de lo curado que esté. ¡Cuando más intenso, mayor sabor tendrá el pan de queso!

Una vez tengamos todos los ingredientes en la masa, mezclaremos bien hasta integrarlos por completo. Si vemos que queda muy seca, podemos agregar otro huevo. Si, por el contrario, queda muy líquida, incorporaremos algo más de maicena.

Para terminar, rectificamos el punto de sal.

Lista la masa, es hora de dar forma a nuestro pan de queso. Para ello, cogeremos pequeñas cantidades de masa con la mano y les daremos forma de bola.

Las iremos colocando en la bandeja del horno con un par de dedos de distancia para que no se peguen al crecer.

Las dejaremos dorar en el horno a 200ºC unos 10 minutos o hasta que veamos que se han hinchado y están doradas.