Olga Marina López de Guatemala

Doña Olga inició hace 47 años vendiendo tostadas en la calle, posteriormente se diversifico vendiendo tortillas, desayunos y almuerzos, posteriormente logro ser administradora de un centro comercial, en donde ahora tiene su negocio.

Su impulso más grande  fue la necesidad de sacar adelante a mis 2 hijas.

Algunos de los logros que doña Olga celebra ha si el poder Pagar la universidad de mis 2 hijas, actualmente una es psicóloga y la otra es estudia gastronomía, comprar mi casa y hacer crecer mi negocio llevandolo de una venta de tostadas a un comedor que sirve alrededor de 500 tiempos de comida y darle oportunidad de trabajo a 17 colaboradores.

Por su experiencia doña Olga nos le dice a todas aquellas personas que no es necesario ser una profesional universitaria para tener éxito en la vida, que lo principal es hecharle ganas y pasión al trabajo que uno emprende.