¡Llenate de vitamina D!

Todas las vitaminas son indispensables para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Entre ellas, existe una muy particular, se trata de la vitamina D, la cual además de encontrarla en algunos alimentos, también la podemos obtener a través de los rayos del sol. La deficiencia de este elemento en nuestro cuerpo puede llevar a la osteoporosis en adultos o al raquitismo en niños.

Te compartimos algunas de sus funciones:

• Asegura la buena utilización y el mantenimiento de los niveles adecuados de calcio y fósforo (minerales necesarios en la formación del esqueleto y los dientes).

• Favorece la coagulación de la sangre.

• Juega un papel importante en el funcionamiento saludable de nervios y músculos.

• Participa en el crecimiento y maduración celular.

• Fortalece al sistema inmune ayudando a prevenir infecciones.

 

¿Dónde la podés encontrar?

• Pescados grasos (atún, salmón)

• Hígado de res, queso y yemas de huevos.

• Champiñones

¡Encontrala en el sol!
Te recomendamos de 10 a 15 minutos de exposición al sol tres veces a la semana para producir los requerimientos corporales de esta vitamina. Es necesario que el sol alumbre sobre la piel de la cara, los brazos, la espalda o las piernas (sin protector solar). Después de unos cuantos minutos es necesario usar protector solar, para evitar daño sobre la piel y riesgo de cáncer.