Comer fibra te puede ayudar a ser más sano

¿CÓMO COMER FIBRA TE PUEDE AYUDAR A BAJAR LA GRASA VISCERAL Y SER MÁS SANO?

Ya sabemos que el peso de una persona realmente no nos dice que tan saludable es o no, en lo personal el porcentaje de grasa dice más de una persona que el peso en si.

Por esta razón es importante cuidar el porcentaje de grasa en especial la grasa visceral, esta es la grasa que se encuentra en la zona del abdomen y que se acumula alrededor de los órganos, este tipo de grasa puede dar lugar al síndrome metabólico, resistencia a la insulina, enfermedades metabólicas como hipertensión y diabetes tipo 2, también contribuye a problemas cardiovasculares.

Afortunadamente esta grasa se puede eliminar y hay estudios que revelan que entre más consumo de fibra haya diariamente hay menor riesgo de acumular grasa visceral, claro esto combinado con una buena alimentación.

La fibra esta compuesta por dos tipos: la fibra soluble y la fibra insoluble, ellas son diferentes ya que interactuar de formas distintas en el intestino al estar en contacto con el agua.

La fibra soluble se mezcla con el agua para formar una especie de gel que facilita la hidratación de las heces y por ende su adecuado tránsito por todo el proceso digestivo. La fibra insoluble funciona como un cepillo para arrastrar los desechos.

En varios estudios realizados se ha comprado cómo el alto consumo de fibra ayuda a disminuir la grasa visceral, se han dado cuenta que hay una relación directa entre el consumo de fibra y la grasa visceral, un consumo de 10 g adicionales de fibra al día pueden reducir en un 3.7% el aumento de grasa visceral.

El consumo de fibra aumenta la proliferación bacteriana, en el intestino hay más de 100 trillones de bacterias que benefician a nuestro cuerpo. El cuerpo provee a estas bacterias de nutrientes, mientras que ellas se encargan de procesos como producir vitaminas y procesar los desechos.

Hay muchos tipos de bacterias y mantener un salud intestinal adecuada con un balance de bacterias “buenas” esta ligado a la disminución de condiciones como la diabetes, resistencia a la insulina y enfermedades cardiovasculares.

Cada día me doy cuenta de lo importante que es nuestra salud digestiva, va mucho más allá de solo ir bien al baño.

De aquí la importancia del consumo de fibra, ya que la fibra no es digerida ella llega al intestino casi que entera, una vez que esta está ahí enzimas específicas en el intestino ayudan a digerir la fibra en especial la soluble, y de esta forma las bacterias promueven una salud intestinal óptima. La fibra soluble actúa como un prebiótico dando nutrientes a la bacterias.

La fibra siempre debe ser parte de una alimentación sana, como mencioné anteriormente no siempre se trata de un “peso corporal” en específico, sino de como nuestro cuerpo esta funcionando y asimilando lo que le damos.

Introducir fibra a la dieta no es tan difícil y se puede hacer de una forma sencilla, incluyendo a la vez una alimentación rica y balanceada. A través de alimentos como: semillas de linaza, frutas enteras, avena, camotes, arroz integral, maíz, harinas de maíz altas en fibra, leguminosas y hojas verdes.

Recuerden que todo en la vida se trata de un balance, la recomendación diaria para adultos para el consumo de fibra es de 25 g para las mujeres y 20 g para los hombres.

No olvidés que entre más saludable y mejores elecciones pueda realizar en términos de su salud, tendrá una mejor calidad de vida.

Nazanin Mehdi Khan
Healthy Naz