Ejercitate mientras cocinás

No hay momento para quedarse quieta, si pensaste que solo en el gimnasio se hace ejercicio, estás en un error. Cuando estás cocinando es una excelente oportunidad para ejercitarte ¿Cómo hacerlo? Aquí te mostramos algunos escenarios que podés considerar ¡Empezá hoy mismo!

  • Aprovechá mientras se descogela la comida: mientras pasan los minutos extendé tus brazos y sostenete en el borde de la mesa o desayunador. Levantá una pierna a la vez para hacer ejercicio de glúteos.
  • Fortalecé piernas y glúteos mientras horneás: una muy buena oportunidad para que cada vez que vayás a poner un platillo al horno, tengás la espalda recta y bajés con delicadeza, de esta forma tus piernas y glúteos serán más fuerte.
  • Estocadas inversas: otro excelente ejercicio que podés aprovechar mientras preparés tus deliciosas recetas con Maseca®. Colocá tus manos sobre una superficie, da un paso atrás con un pie y flexiona ambas rodillas, de tal forma que lleguen a quedar a un ángulo de 90º. Recordá alternar tus piernas.