Conocé los beneficios de comer lento

Vivimos en la era del contra reloj. Si no es el trabajo, es el estudio o los quehaceres del hogar que nos quitan  tiempo, pero es importante vigilar más cerca el tiempo que le estás dedicando a comer.

Aunque no lo parezca, comer de prisa puede traer varios riesgos a tu salud.

Prestá mucha atención a las recomendaciones que enseguida le brindamos:

 

 

  • Una hora de almuerzo: Es tan común escuchar, ¿Estás en hora de almuerzo?, ¡Es por algo!. Sacá por lo mínimo una hora para ingerir tus alimentos y disfrutar de ellos.
  • Masticá bien: Otro punto esencial es un buen masticar. Este es el primer paso de una buena digestión. Nuestra boca tiene glándulas que segregan saliva, sustancia que ayuda a la digestión, por eso es tan importante masticar con tranquilidad.
  • Menos calorías: comer lento puede evitar que consumás más calorías. El secreto está en comer despacio para que nuestro cerebro sienta que ya se ha saciado.
  • Adiós al estreñimiento: así es, comer lento asegurará que tu sistema digestivo haga bien su trabajo. No le pongás más trabajo a los jugos gástricos.
  • Comé sin estrés: apagá el celular y disfrutá de sus alimentos, así evitarás malestares estomacales innecesarios.