6 daños reales que provoca el enojo

Vivir enojado, estresado y perder la paciencia con cada situación puede estar provocando un gran daño en tu salud. El enojo además de dañar a las demás personas también tiene repercusiones muy importantes que debés conocer. Respirá más y valorá muy bien lo que merece que te alterés y lo que no.

  1. Las células cargadas de lípidos liberan grasa en el flujo sanguíneo.
  2. Sentirás fatiga y hambre.
  3. Las paredes de las arterias se deterioran y la grasa acumulada se transforma en colesterol malo.
  4. El estrés físico y mental que producen los enojos puede desencadenar en problemas cardíacos y cualquier afectación con el corazón.
  5. Cuidado con el estómago: aunque pareciera que no, una de las consecuencias más frecuentes del enojo son la gastritis. El enojo te puede provocar reflujo, dolor y ardor.
  6. Diarrea: estar muy enojado puede originar el síndrome del colon irritable y esto además conlleva a la colitis o diarrea. Tanto estrés, miedo e ira causan desequilibrios en tus intestinos ¡Mucho cuidado!